Cliffs of Moher

Las palabras no pueden expresar lo asombrosos que son los Acantilados de Moher. Con su espectacular vista y su refrescante atmósfera, no es sorprendente por qué los acantilados son uno de los lugares más frecuentados en Irlanda, tanto por turistas como por lugareños. En su punto más alto, los acantilados se encuentran a 230 metros sobre el suelo y permiten a la gente ver las islas Aran en la bahía de Galway, e incluso las colinas de Connemara.