Información sobre Pretoria, en Sudáfrica

Sudáfrica yace en un fértil vale a de una hora de distancia. poraraoroówiL<lc Johannesburgo. siendo su altitud considerablemente inferiora la de su enorme vecina.

Fue establecida en 1855 y su historia se vincula con las épocas pioneras de la República del Transvaal bajo Paul Kruger. Las facciones sobresalientes de esta augusta urbe son sus gráciles edificios, coloridos jardines y arboladas avenidas, que la envuelven en un aura malvácea cuando los jacarandáes florecen en octubre.

Sede gubernamental, Pretoria constituye apárte un conocido centro educacional integrado por una nutrida concentración de académicos y científicos, cuyas disciplinas abarcan un sinfín de campos.
Los lindes septentrionales de Pretoria están demarcados por una cordillera llamada Magaliesberg. Más allá de estas colinas, la Gran Carretera del Norte repta sobre lomadas, valles y sabana de distintas características, pasa los baños termales de Warmbaths, cruza el Waterberg, la ‘capital’ del Norte, Pietersburg, y Louis Trichardt, se trepa a los montes Soutpansberg, para luego recorrer tierras donde prolifera el baobab hasta tocar la localidad cuprífera de Messina y desembocar en el Rio Limpopo, frontera natural entre Sudáfrica y Zimbabwe.

Los pioneros (‘voortrekkers’) trazaron la senda a comienzos del siglo XIX.

Tardaron meses, años enteros, en cubrir las penosas distancias con sus carretas al tiro de bueyes, tramos que ahora se recorren en pocas horas por buenos caminos pavimentados. (Después de muchos meses de viaje, un grupo de estos intrépidos pioneros llegó a un arroyo que fluía hacu el norte, creyendo que se trataba de la fuente del Nilo; el pueblecito de NylstrooJ en las afueras de Warmbaths recibió su nombre gracias a esta creencia.)

Tal vez la más conocida de todas las interesantes regiones del Transvaal sea la sabana boscosa en el nordeste de la provincia. La entrada más espectacular e:: por la Ruta Panorámica, donde la elevada meseta interior de Sudáfrica culmina en urna escarpado (parte de la cordillera del Drakensberg) de impar belleza, que se precipita hacia las llanuras subtropicales y cientos de metros más abajo.