Ostrava

La tercera ciudad más grande de la República Checa, Ostrava, ha sido conocida como la capital de la región industrial debido al descubrimiento del carbón negro en 1763. Sin embargo, la evolución de la ciudad ha frenado la expansión industrial y eliminado el humo y la niebla de la era industrial. El nuevo aspecto de Ostrava ahora se jacta de un claro horizonte, así como de unos terrenos limpios y verdes por toda la ciudad. Aunque no se considera el punto turístico más importante de la República Checa, Ostrava puede garantizar a los visitantes internacionales muchos lugares de interés, así como actividades recreativas divertidas.