Potala Palace at Lhasa

El palacio de Potala en Lhasa, Tíbet, está situado en lo que se llama la colina roja y fue construido por el rey Songtsen Gampo durante el siglo VII. Fue alcanzada por un rayo y devastada por la guerra, lo que llevó a su destrucción. Sin embargo, el quinto Dalai Lama, en 1645, reconstruyó de nuevo el palacio. Desde entonces, se ha convertido en el centro político del Tíbet. El Palacio de Potala tiene dos palacios, el Rojo y el Blanco. El rojo significa religión y el blanco es un edificio ministerial. Este lugar es conocido por su compleja construcción, sus inmensos edificios, su atmósfera tranquila y sus numerosas obras de arte.