The Todra Gorge

Los amantes de la naturaleza seguramente se quedarán sin aliento al visitar la garganta del Todra. Todra Gorge está compuesto por un par de escarpados acantilados de 950 pies de altura, divididos en dos por un pasillo de menos de 2000 pies de largo, que en algunos lugares se reduce a sólo 33 pies de ancho. A medio camino a través de la parte más ancha del camino, los turistas pueden encontrar un puñado de restaurantes e incluso un hotel donde pasar la noche. Al final del corredor, serán recompensados por un claro con un río que lo atraviesa y montañas rojas a ambos lados. Caminar por el sendero es bastante fácil, ya que el camino de tierra está bien conservado. Paseando por el camino se puede pasar junto a los indígenas nómadas locales pastoreando sus camellos o caminando con sus pequeños burros. Merece la pena visitar el manantial de los Peces Sagrados y el pueblo de Tamtattouchte, que se encuentra un poco alejado de los caminos habituales.